¿Quién es Gaudí? 3 recomendaciones para visitar en Barcelona

Published by Maria Courses on

El representante del modernismo catalán 

Antoni Gaudí nació en 1852 en Reus, Tarragona. Tuvo una infancia difícil debido a que una enfermedad le impidió caminar por un largo periodo de tiempo, se vio obligado a pasar temporadas de reposo lo que claramente lo diferenció de otros niños. Esto pudo haber ayudado a que desde pequeño Gaudí se detuviera a contemplar la naturaleza, sus formas y sus secretos. Él encontraba que la naturaleza era una fuente de sabiduría ya que todo era perfecto en ella. 

Por otro lado se dice que la visión de Gaudí era poderosa, tenía la capacidad de ver bien tanto de lejos como de cerca, de hecho en toda su vida nunca usó anteojos. 

Estudios de arquitectura 

En 1870, a los 17 años, Gaudí se trasladó a Barcelona para comenzar sus estudios en arquitectura. Fue un alumno irregular, tal es así que terminó sus estudios con las notas mínimas. Sin embargo sus profesores podían apreciar cierta originalidad, se dice que al el director de la escuela de arquitectura cuando Gaudí terminó sus estudios dijo “No sabemos si le hemos dado el título a un loco o a un genio, el tiempo lo dirá”. 

Muchas de sus obras son hoy patrimonio de la humanidad, esto se debe a la manera tan especial de concebir la arquitectura y el diseño. Sin duda su visión fue única. 

Sus obras 

Un gran hito en la carrera de Gaudí fue conocer al mecenas Eusebi Guell, impulsor de la industria nacional y un apasionado de las artes, con quien entabló amistad y para el cual construyó el Park Güell que en principio se pensó como un complejo residencial pero que fue un fracaso ya que nadie confió en aquel proyecto. También hizo el Palacio Güell, ubicado en el centro de Barcelona, para la familia Guell y la iglesia de la Colonia Güell en las afueras de la ciudad.

Luego, comenzó con la construcción de la Sagrada Familia, un trabajo a pedido de la iglesia. En aquel entonces Gaudí era un joven arquitecto poco reconocido que aceptó el trabajo y propuso un diseño vanguardista para la época. Se abocó a la construcción prácticamente durante toda su vida, proyecto que como ya bien se sabe sigue sin estar terminado.

También hizo otros trabajos a pedido de personalidades ricas de la sociedad catalana, como la Casa Milà y la Casa Batlló. 

La Casa Milà está ubicada en Paseo de Gracia, una de las zonas más caras de la ciudad en la actualidad y que ya en 1860 era un paseo y la zona residencial de las familias más ilustres de la ciudad. La casa fue hecha debido al encargo de Mila quien quería hacer un edificio con pisos para alquilar. El diseño del edificio causó rechazo en aquel momento, fue llamado La Pedrera (la caldera) por su aspecto rocoso. Sin duda su terraza así como el diseño de los patios interiores es completamente revolucionario, le da vida a lugares que diseñados para no tener uso, como los patios internos que solían ser oscuros, sitios donde nadie pasaba el tiempo, para hacer patios de juego, lugares habitables. Las chimeneas de la terraza y los diferentes conductos fueron convertidos en obras de arte. También la fachada del edificio es original, reflejando la ondulación del mar, y los movimientos de la naturaleza.

La Casa Batlló, muy cerca de Casa Milà, fue un trabajo de restauración. Originalmente el edificio fue construido en 1877 por uno de los profesores de arquitectura del mismo Gaudí: Emilio Sala Cortés. Batlló, un empresario textil, adquirió esta casa en 1903 y le dio total libertad creativa a Gaudí para que la restaurara. Su fachada fue completamente cambiada así como el interior, pasando de ser un edificio normal a un icono de la ciudad. 

Hacia el final 

Durante su vida el arquitecto tuvo que pasar por numerosas pérdidas que fueron afectando su carácter. En primer lugar, cuando él era un joven estudiante murieron su madre y su hermano. Luego, ya en su madurez, murió su padre y su sobrina. Todas estas pérdidas lo volvieron frágil e hicieron que se ocupara exclusivamente en el proyecto de la Sagrada Familia. Así es como un día, de camino a su trabajo, fue atropellado por un tranvía sin ser reconocido por el aspecto descuidado que tenía en el último tiempo. Murió en el hospital de la Santa Cruz (hoy Hospital Sant Pau) y fue enterrado en la Sagrada Familia en un acto popular en el cual se lo reconoció como uno de los arquitectos más influyentes de Barcelona. 

Recomendaciones para conocer el arte de Gaudí

Si vienes a Barcelona por turismo no puedes pederte conocer la obra de Gaudí. No es necesario que conozcas todos sus edificios, o te desesperes por no dejar ni uno afuera de tu recorrido. Te sugeriré las obras que considero más representativas y que te darán una idea de su estilo único.

  • La Sagrada Familia: por supuesto esta es la obra fundamental de Gaudí y que no puedes dejar de conocer, aunque sea por el exterior. Encontrarás una pequeña plaza enfrente de la entrada principal, y otra plaza en la entrada de atrás en las cuales podrás sentarte para apreciar el edificio y también desde allí podrás tomar buenas fotografías. La entrada a la Sagrada Familia suele ser un poco cara, pero sin dudas vale la pena entrar y hacer una visita guiada.
  • Casa Milà: en esta casa podrás apreciar el trabajo original de Gaudí en una escala más pequeña, se trata de un edificio pensado como vivienda. La terraza sin dudas es lo más llamativo y te hará sentir en un museo a cielo abierto.
  • El Park Güell: un paseo maravilloso por una de las zonas más altas de Barcelona. Te sorprenderá el diseño del parque y la luz que hay en este, por algo es uno de los símbolos de la ciudad.

Si quieres más información sobre nuestros cursos de español y cultura puedes ponerte en contacto con nosotras.


5 1 vote
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x